Marca, branding. Grábatelos si quieres estar.

Marca, branding, conceptos de obligado uso si quieres estar y parecerlo además. El branding es la disciplina que se ocupa de la creación y gestión de marcas. Ya no basta con un logotipo y un slogan. Detrás de tu imagen, tus palabras, tus colores y tu logotipo, el cliente espera algo más. Tú mismo, proyectas una imagen no sólo visual, sino la que mantienes a través de tus actos, experiencias, respuestas, debilidades: tu forma de trabajar, de afrontar situaciones límite, tu sensibilidad ante el dolor o tu euforia tras la alegría. Todas ellas, señas marcadas en la memoria de las personas que te conocen. Unas serán conocidas por todos, como por ejemplo por tu amor a los animales, pero tal vez unos pocos no más conozcan tus fortalezas, tus rarezas. De igual forma que tu gestionas la percepción que quieres que tenga de ti el mundo que te rodea gestionas tu marca La marca ya no sirve sólo para identificar y diferenciar, debe definirte a ti o a tu negocio de una forma inequívoca, veraz y atractiva para tu cliente. Debe posicionarte con una percepción de tu producto, proyecto o negocio, clara, trasparente, sin un error. Invierte algo en creación de marca, en la gestión del branding de tu empresa, sea cual sea sea ésta y generarás capital de marca positivo para tu negocio. Aquellas empresas que invierten en capital de marca obtienen beneficos imponderables para una cuenta de resultados como por ejemplo: -Mayor fidelidad en los clientes. -Mayor beneficio por producto. El cliente siempre está dispuesto a pagar algo más a su proveedor habitual o a alguien de confianza. La confianza es fundamental en el proceso de implantación de un proyecto de marca en la empresa. -Menor vulnerabilidad a las actividades de marketing de la competencia, a los movimientos y caídas del mercado. Trabajar en tu marca no sólo te posicionará, sino que además te exigirá mantener una dinámica de control y análisis del seguimiento de tus acciones, campañas, o contenidos volcados en internet. Una marca diseñada, con un poco de cariño y unos mínimos conocimientos, puede traer consigo una importante red de referencias. Porque si estás situado, y estás orgulloso de la imagen que proyectas, será más sencillo que te aconsejen, compartan, sigan y aconsejen. Si tu marca está lograda y llega a un tercero a través de una referencia, tienes tu objetivo casi cubierto. Véndete entonces y sé fiel a los valores y principios que trasmites a través de tu brand. No pienses que con un logotipo y un nombre tienes una marca. La marca se construye día a día, momento a momento, error a error. Tú duermes y tu marca trabaja por ti, tu negocias y ella negocia, siempre presente, garante de una respuesta, de una ayuda, es un contrato de confianza con tu cliente. No dejes que se manche, gestiona tu reputación, atiende mensajes, sugerencias, seguimientos,, contactos, cuentas perdidas e incluso clientes internos, de los que hablaremos en otra ocasión. [alert type="info" close="false" heading="¿Quieres que trabaje en el desarrollo de tu marca?"] Solicita más información sin compromiso. Te aconsejarés gratuitamente sobre tu estratégia y sobre las  posibilidades de llevarla a cabo. [/alert] @reinventatelo
Leer más.

Día 2. Reinventa o tropieza pero con una mentalidad startup

El día 2 no tiene porqué ser el segundo de tu negocio.reinventa a través del método Lean startup tu negocio periódicamente.  El día 2 es aquel en que ha pasado toda la emoción del principio y debemos buscar la pasión por nuestro proyecto. Sólo la pasión mantendrá el motor encendido, las luces brillando y el terreno iluminado para ver la que se nos viene encima y hacernos una imagen de contexto. Perspectiva. No te preocupes por la fuerza del viento sino por la dirección que lleve tu velero. El viento sopla igual para todos. Hay crisis para todos, hay desempleo en todas las familias, los bancos no prestan a nadie. Debe, pues, haber una diferencia por la que algunos consiguen triunfar y salir adelante hoy día. Se llama actitud positiva. Prueba un día, no pierdes nada. Prueba un día a no quejarte por nada, a no disfrutar con la crítica a no castigarte por tus errores sino verlos como oportunidadades de mejora. Prueba a no ser tan exigente contigo, pero si  a ser más regular. Un día, otro, otro, si no tienes actitud no esperes que la ilusión de los primeros días vuelva. Encárgate antes de haberla labrado, de esas mismas bases que establecen las parejas para cuando se va el amor. Que cuando desaparezca el "punch" inicial quede el compromiso y la entrega por tu proyecto. Si estás solo, acércate al bullicio, localiza foros, lugares, encuentros, jornadas, cursos, eventos en los que tengas algo que decir, escuchar o aprender. Olvídate de que si estás en internet ya estás: ERROR. es muy importante tu presencia online, que tengas una página web, por supuesto. Pero los clientes, leads, partners, colaboradores,prescriptores, posibles socios , son personas, no sólo con una página web sino con una cara, y conociéndolos tendrás un plus de confianza y de reputación, tan importante además para tu Personal Branding. El día 2 es aquel en el que comienzas a ver desconchones y goteras por doquier, pero lejos de hundirte, transforma esas debilidades en oportunidades de mejora, rediseña y evalúa de nuevo. Transforma tu ciclo PDCA en una constante clara y sencilla a la hora de diseñar, evaluar o localizar puntos débiles en tu modelo. El día 2 acaba en el momento en que te mueves y mejoras aunque sea una coma de tu proyecto inicial. Investiga y aprende acerca del método Lean Startup a traves de la técnica de aprendizaje validado y rediseña tu proyecto teniéndolo en funcionamiento, marcándo ciclos periódicos de comprobación en el resultado de mejoras e implementación de medidas correctivas. El día 2 ya eres emprendedor. Ya eres Lean.   Reinventa tu marketing.
Leer más.
proactividad

Proactividad: un eufemismo en manos peligrosas.

"Proactividad". ¿Dónde se aprende la palabra y por qué se prostituye hasta llegar a ser el comodín de la llamada o el de "trabaja hasta que te muera que eso te dignifica"? La diferencia entre tabú y eufemismo es la misma que hay entre el equilibrio y la proactividad.Continuar pensando que trabajar por encima de las posibilidades lleva a resultados más óptimos que quien equilibra sus esfuerzos, horarios y dedicación es una excusa, un eufemismo de la palabra explotación. Ya no basta con decir soy trabajador, ahora es necesario reinventar una palabra que defina el ser trabajador por encima de horarios, compromisos y obligaciones. Qué diferente habría sido el destino o de la economía de este país si sus trabajadores hubieran pensado así desde hace años, trabajar por encima de objetivos. Pero no son quienes utilizan con rigor y compromiso esta palabra los que te preocupan, sino aquellos que diseñan un guión para su oferta de empleo y en vez de poner busco jovencito que trabaje mucho, que rinda y que además "mealegretodalavidadehaberlocontratado" indican que buscan la proactividad, como si esta fuera tan sencilla de favorecer. Porque son los mismos gestores de una empresa los que deben promocionar actividades y actitudes de mejora, generosidad y esfuerzo entre sus empleados, y generar las herramientas adecuadas para que los profesionales trabajen con libertad siempre y cuando sea en beneficio de la empresa. No basta con plantarle una tablet, un teléfono móvil y un objetivo de ventas al primero, para mandarlo a la calle y esperar que sea proactivo. Deberían poner sus anuncios ya repetidos mes tras mes en manos de expertos en marketing online, pues están demostrando que tras el marketing directo de colchones, sillones y aspiradoras hay poca base y menos conocimiento. La proactividad debería comenzar por el prescriptor del puesto de empleo, aportando estabilidad, salario y resultados, no explotando el círculo vital de los nuevos trabajadores hasta que los exprimen como a naranjas hasta que la nueva cosecha pasa, se forma en dos horas y sale a la calle con un maletín y el depósito del combustible vacio. Santos Garrido
Leer más.